8 de noviembre de 2015

Io non parlo italiano

Dentro del marco de The Others Art Fair presenté un proyecto de performance que, como pretexto, titulé Il pozzo dei segreti. En mi propuesta, me sitúo en el centro del patio, frente a una escalera de caracol cuyo acceso está prohibido, para mecanografiar en una bobina de papel los secretos que me confían los asistentes. Según voy añadiendo líneas, las palabras se precipitan despacio en un descenso hacia lo recóndito, hacia el olvido.

Si atendemos a la naturaleza del secreto, cuando se libera se produce una expiación personal en la cual uno exime sus culpas. No importa la persona a la que se confía, lo importante es el hecho de verbalizarlo, sacarlo fuera.

Como todos, yo también guardo mi secreto, y lo tecleo una y otra vez, sin tinta, pero dejando huella en el papel. Durante ocho horas, como un pesar que me atormenta, escribo: Io non parlo italiano. Cuando alguien se acerca, en seguida cambio la frase y mecanografío: Tell me your secrets. El público, pasmado al encontrarme en una sala oscura, se aproxima. En el suelo encuentra carteles que lo animan a contar sus confidencias. Éste se extraña de que la máquina de escribir no deje tinta y se preocupa por si verdaderamente escribo o no. Cuando descubre que sí, se esfuerza en leer las huellas de las letras que estampo. Muchos descifran el mensaje en inglés, algunos pocos descubren mi secreto en italiano. Y cuando alguien se me arrima al oído, yo me empecino en transcribir fonéticamente lo que me ha dicho. A veces consciente de lo que anoto, tantas otras no. Como vehículo y partícipe. Guardando para siempre sus confesiones.





















Io non parlo italiano
Joaquín Artime © 2015
Performance.
En The Others Art Fair.

2 comentarios: